Mundoagro

Cargando...

Julio Rodiño Durán

Director Editorial

Edición 152

Solo la tierra puede ser dueña del agua

Lo más probable es que no podamos pensar en un elemento inorgánico que se encuentre en tal abundancia y que, sin embargo, por nuestras diferencias culturales e intereses económicos, le otorguemos el estatus de “en disputa”. Las tres cuartas partes de nuestro planeta se componen de agua. Es un simple elemento, dos átomos de hidrógeno y uno de oxígeno, que podríamos pensarlo como inerte y estéril, ya que por sí mismo no nos provee de nada, pero que, sin embargo, como complemento y en interacción con otros sistemas físicos y bioquímicos (ecosistemas), se hace absolutamente vital e irremplazable, al punto en que sin su presencia sería imposible cualquier forma de vida. Esta cualidad de indivisibilidad orgánica y sistémica está dada por sus propiedades fisicoquímicas, incluido el ciclo al que se encuentra sometida, y que le entrega, además, la propiedad de poder autotransportarse (geográficamente). Todo esto determina que sea un elemento que no se puede concebir sin su estrecha interacción con la naturaleza y los otros ecosistemas que coadyuva. Sin ir más lejos, se me hace difícil pensar en alguno en que no intervenga. Como si fuera poco, su ciclo hidrológico es de vital importancia para mantener la estabilidad climática y atmosférica del planeta.

De esta misma manera espontánea y natural, es que la actividad agrícola utiliza el 70% del agua disponible para las actividades humanas. Es decir, que la actividad humana de mayor interacción con este elemento la utiliza en su mayoría consuntivamente para producir alimentos que a su vez necesitamos para subsistir. Es claro, entonces, de qué manera somos, los agricultores y nuestra actividad, parte de ese ciclo natural del agua. Pero este entendimiento de la actividad no tiene sentido si no concebimos al agua, en su conjunto y en estrecha interacción con la tierra, con la cual forma un ecosistema indivisible para el mundo vegetal, es decir como sustrato para sostenerlas y como laboratorio microbiológico para nutrirlas.

Es desde este punto de vista ecosistémico, que no se entiende ni se justifica que, en algún momento en nuestra historia reciente (tengo entendido que desde el año 81), y en el contexto de las tierras que poseen algún tipo de sistema estructurado de regadío, hayamos permitido una disociación jurídica de la propiedad del agua y la tierra, pasando a llevar todas las sabias y juiciosas normas que imperaban sobre su uso y costumbres, permitiendo que un agricultor de una zona de riego, pueda escriturar el agua como un bien disociado de la tierra, para venderlo individualmente. Desde nuestro punto de vista, una aberración. Esta situación le ha hecho muy mal a la agricultura chilena. Un agricultor, sea pequeño, mediano o grande, dueño de una porción de tierra, puede legítimamente ser propietario de los derechos de aprovechamiento proporcionales a la extensión de tierra que posee para hacerla producir. Sin embargo, pensamos que desde el momento en que la venda, debe ceder también los derechos de aprovechamiento correspondientes, porque en el fondo, no son suyos sino de la tierra que la posee.

Desde este punto de vista, es que no tiene ningún sentido hablar de “propiedad del agua”. De hecho, los agricultores debemos perder totalmente el temor a desprivatizar el agua porque, desde el punto de vista de la gestión macro de las cuencas y micro de canales, se hará mucho más expedita su organización y gestión, y en consecuencia, su gobernanza.

Director Editorial

One thought on “Solo la tierra puede ser dueña del agua

  1. Los agricultores formamos parte del ciclo del hidrológico y es nuestro deber preservarlo pero sin mirar hacia atrás.
    Hoy día Chile debiese estar legislando el tema hídrico desde el punto de vista de la eficiencia y captación de agua, no sobre los derechos de aprovechamiento de este mismo. No le quitemos el agua al agricultor, concentrémonos en entregarle eficiencia e infraestructura hídrica.

    Me impresiona que nadie hable de estos dos temas tan relevantes para el desarrollo económico y social, sobretodo el director de esta gran revista.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

03 Comentarios

Vestibulum euismod, leo eget varius gravida, eros enim interdum urna, non rutrum enim ante quis metus. Duis porta ornare nulla ut bibendum

Robert Edition

6 minutes ago

Únete a la conversación